¿Tengo que registrar mi marca?

Actualizado: jun 28

Vaya por delante que en este blog quiero responder a consultas y sugerencias que he ido encontrando durante los muchos años que estoy atendiendo a clientes en el mundo de la comunicación. Aquí no pretendo hacer un análisis exhaustivo de cada tema, sino dar unas claves para entender y contestar algunas de estas inquietudes e igualmente indicaré, cuando sea relevante, algún sitio para encontrar más información complementaria así que, ¡comencemos!


Una vez que has analizado tu idea de negocio, has hecho un plan de empresa detallado y decides meterte en el proyecto, una de las primeras cosas que tienes que decidir es qué nombre le vas a poner.


Lo primero que hay que tener claro es la diferencia entre “marca”, “nombre comercial” y “denominación social” porque, aunque puedan parecer cosas similares, son en esencia diferentes, con derechos y obligaciones diferentes, y también se protegen de forma diferente.



Pongamos un ejemplo. Pensemos en la marca por excelencia: Coca Cola. La empresa comenzó en 1886 y es una empresa total de bebidas. El nombre comercial de la empresa es The Coca-Cola Company* y controla las siguientes marcas: Coca Cola, Fanta, Sprite, Aquarius, Powerade, Nordic, Nestea, Minute Maid, AguaBona, Bitter Rosso, Schuss… Otro ejemplo, en clave nacional, sería Inditex* como nombre comercial del grupo con las marcas Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home y Uterqüe. En estos ejemplos vemos como el nombre comercial y las marcas son cosas diferentes.


El nombre comercial distingue a la empresa y la diferencia del resto de empresas. La marca sirve para distinguir un producto o un servicio en el mercado. Son por tanto los productos y servicios que comercializa la empresa.


Las marcas se pueden trasmitir y vender de manera independiente, no hay más que mirar la historia de estas dos grandes compañías para ver las adquisiciones de marcas que han ido incorporando a su negocio, mientras que los nombres comerciales solo se pueden vender con la totalidad de la empresa, pues forman parte inseparable de ella. Una empresa únicamente podrá registrar un nombre comercial que la identificará en el mercado pudiendo, por otro lado, registrar tantas marcas como le interese.


La marca es el signo distintivo y puede extenderse internacionalmente a través de su registro, existiendo la categoría de marca nacional, marca internacional y marca comunitaria. El nombre comercial solo podría protegerse país por país y de acuerdo con las normas nacionales de cada Estado. El registro de la marca y el nombre comercial confieren a su titular el derecho exclusivo de utilización en el tráfico económico e impiden la utilización de los signos distintivos protegidos, idénticos o similares, aplicados a productos o servicios idénticos o semejantes.


El empresario debe saber que en ocasiones las marcas tienen un valor enorme como activo de la empresa y que el nombre comercial son títulos de propiedad industrial independientes de los nombres de las sociedades inscritos en los Registros Mercantiles. El nombre comercial no es preciso que coincida con la denominación social de la empresa pudiendo elegirse, por tanto, un nombre comercial diferente si así se considera.


Una misma persona natural o jurídica puede tener, si lo desea, varios nombres comerciales para identificar actividades empresariales pertenecientes a sectores diferentes del mundo económico.


Registrar el nombre comercial y la marca es opcional, aunque recomendable. Hacer las consultas para registrar ambos es vital para una empresa que comienza porque no solo evitaremos incidencias en el futuro, sino además tenemos que evitar que nuestra nueva empresa invada los derechos adquiridos de otros propietarios de marcas y/o nombres comerciales ya existentes y registrados y eso podría dar pie a acciones legales.


Las marcas y nombres comerciales se inscriben en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), las denominaciones sociales en el Registro Mercantil Central. Para registrar una marca, existe una clasificación internacional de productos y servicios (Clasificación de Niza - 11ª Edición 2020), que divide los tipos de productos o servicios que se pueden registrar en 45 clases. En un impreso de solicitud se puede pedir una marca para tantas clases como se esté interesado y toda la gestión se puede hacer de forma telemática.


Respecto a los nombres comerciales, en la solicitud de registro deberán agruparse las actividades que se pretendan distinguir por clases, conforme a la Clasificación Internacional de Productos y Servicios, según se trate de actividades de prestación de servicios o de actividades de producción o comercialización de productos.Todos los derechos de propiedad industrial concedidos por la OEPM* son aplicables en todo el territorio nacional. La duración de la protección es de 10 años, a partir de la fecha de depósito de la solicitud, y pueden ser renovadas indefinidamente cada 10 años.


Recomiendo leer el folleto de la OEPM* “El secreto está en la Marca, Introducción a las marcas dirigida a las pequeñas y medianas empresas” que ha sido desarrollado con el objeto de acercar de un modo fácil y práctico las marcas a las pymes españolas.


Por último, una vez que se han decidido los nombres (comercial y/o marca) y antes de iniciar estos trámites que son más costosos, es recomendable asimismo verificar que esos nombres también están disponibles en Internet y proceder a registrar esos dominios para la web. Hay muchas empresas disponibles para realizar este registro de dominio para Internet. Y ya que nos ponemos…también conviene crear los perfiles con esos nombres en redes sociales.


Cuantos mejor estudiado el círculo… menos problemas futuros.



* Notas: Las marcas que se citan a modo de ejemplo son marcas registradas y solo se hacer referencia a la información contenida en sus webs:

  • las referencias de Coca Cola están sacadas de su web

  • las referencias de Inditex están sacadas de su web

  • Toda la información de la OEPM en su web

  • “El secreto está en la Marca” de la OEPM descargar




#marca #nombrecomercial #registrodemarca #seguridadmarca #pymes #startups

Av. Valdelaparra, 72, Alcobendas, Madrid | hola@elhuevodecolon.com

© 2020 El Huevo de Colón

  • Gris LinkedIn Icon
  • Facebook
  • Instagram